CARGANDO

Escribe tu búsqueda

Estilo de vida

Cómo manejar el estrés y la salud emocional en cuarentena

Compartir

El estrés es una reacción del cuerpo a un estado de tensión nerviosa, que se produce por situaciones externas como exceso de trabajo, ansiedad, frustraciones o situaciones traumáticas, entre otras. 

Cuando el estrés se presenta durante un largo periodo de tiempo, puede dañar la salud. Por ello, hoy compartiremos contigo algunos consejos para mantener una buena salud emocional aún durante el aislamiento. 

Aprende a detectar un alto nivel de estrés

A todos nos ha pasado que en diferentes ocasiones experimentamos episodios de estrés, pero en la mayoría de los casos, logramos superar estos periodos. Cuando el estrés pasa a un nivel agudo puedes notar cambios como, el deterioro de tu memoria, inestabilidad en tu carácter, y una sensación de emociones acumuladas que pueden derivar en ansiedad o depresión, y es en ese momento cuando debes poner más atención a tu cuerpo. 

Algunos síntomas de que el estrés te ha sobrepasado son las contracturas musculares, dolor de cabeza o pecho, fatiga, malestar estomacal, insomnio, y falta de deseo sexual, estas señales son una alerta para prevenir problemas más graves en tu salud, como la presión arterial alta, enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes.

Si durante el aislamiento te has dado cuenta que el estrés se apodera de ti, entonces es momento de prestar atención a tu salud emocional, dar importancia a cómo te sientes contigo mismo y cómo te estás relacionando con los demás. Aprender a gestionar tus emociones y enfrentar las dificultades será tu próxima tarea. 

Aprende a regular tus emociones

En el contexto de la pandemia nos vemos expuestos a situaciones que alteran nuestras emociones y disminuyen nuestra capacidad para controlarlas. Sigue leyendo, pues encontrarás algunos consejos para manejarlas mejor. 

Reconoce y acepta tus emociones: Tratar de esconder lo que sientes y eludir situaciones no te ayudará en nada. Es importante reconocer y aceptar que tienes emociones que no te hacen sentir bien, situaciones que te hacen enojar o elevan tu frustración, pues ese es el primer paso para regularlas. 

Ubica tus emociones en un contexto: Que el ser humano sea capaz de experimentar distintas emociones, es un recurso que nos ayuda a afrontar nuestras circunstancias, y en muchos momentos nos ayudan a protegernos; tal es el caso del miedo, que nos previene ante una situación de peligro o la tristeza, como una señal de que algo no está funcionando y es momento de pedir ayuda.  Tratar de entender por qué experimentas una sensación, nos ayudará a encontrar una salida según el contexto. 

Redefine tus emociones: Una vez que has identificado el contexto de aquello que te está provocando estrés, es momento de una regulación cognitiva, es decir, cambiar el modo en que piensas para cambiar la forma en que te sientes. Si te has llenado de ideas negativas debido a la pandemia por el temor que te provoca, es momento de cambiar la forma de pensar y buscar una interpretación alterna que te ayude a equilibrar la respuesta emocional. 

Enfócate y aprende a manejar el estrés y la ansiedad

Con el cambio en tu rutina es probable que muchas situaciones te saquen de control, seguir estos consejos te ayudarán a manejar el estrés y tus emociones durante la cuarentena. 

Disfruta el aire libre: Sí, es cierto que no debemos realizar actividades fuera de casa, pero hay otras maneras de disfrutar el exterior. Abre las ventanas de tu hogar y permite que entre la luz y que circule el aire; si tienes un espacio en casa como una terraza, patio o jardín, intenta pasar más tiempo ahí. 

Asigna labores a cada miembro: Es posible que durante esta cuarentena, varias personas estén conviviendo en el mismo espacio, ya sean tus roomies, tu pareja o tus hermanos, repartir las labores del hogar de manera equitativa es una manera de tener control sobre aquellas cosas que les pueden alterar, como la limpieza. 

Mantén el contacto: La distancia social no implica que debes dejar de comunicarte con los tuyos. Aunque físicamente no estén cerca, hoy en día hay muchas herramientas con las que puedes seguir en contacto para platicar, trabajar y pasar momentos en grupo para elevar el ánimo. 

Haz ejercicio: Tener una rutina diaria de ejercicio, además de ayudar a tu cuerpo, te hará sentir mejor emocionalmente. Cuando peor te sientas, un poco de ejercicio te brindará calma, ya verás lo satisfecho y feliz que puedes sentirte. 

¿Has experimentado estrés durante estos días? No te preocupes, con los consejos que te hemos compartido podrás manejar mejor tu salud emocional. Visita nuestro blog y encuentra más tips y consejos para enfrentar el aislamiento. No te pierdas de nada,  suscríbete a nuestro newsletter y recibe más contenido interesante directo en tu correo. 

Etiquetas:

Tal vez te pueda interesar

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría saber que piensas por favor comenta.x
()
x